LA DERROTA CON MEJOR SABOR DE BOCA

Ya avisamos en la previa que venian a tierras algareñas las mejores de los últimos años, las ganadoras de todo y sobretodo aspirantes a todo en esta misma temporada.

El marcador final fue de 0/3 para las chicas de Esther López, algo mas o menos previsible para un equipo que ha perdido tan solo 7 sets en 19 jornadas de liga. Pero el partido tuvo muchas más cosas de las que se pueden relatar con palabras. El equipo local llegaba a este enfrentamiento con la posibilidad de obtener la permanencia matematicamente, pero tambien con tres bajas importantes en su rotación, Ati Garcia, la central con mas experiencia en la liga y la mas utilizada hasta el momento por André Collin; Paula Garcia, una de las dos opuestas «titulares» ( alterna con Vanessa López en esa posición de titular ), por cierto, en la lista de las preseleccionadas por el seleccionador absoluto; y una de nuestros referentes en todas estas temporadas en la élite, Sandra Cegarra.

Pero las nuestras libres de presión y con una conexión con su público mágica, empezaron el partido sin complejos y disfrutando de su  juego, todas aportaban por igual, quizás podríamos destacar la actuación en ataque de la máxima anotadora del partido Devon Rachel (18), pero todas absolutamente todas rallaron a gran nivel en la noche de los imposibles.

André Collin movió el banquillo y jugaron hasta 11 de las 12 jugadoras que estaban activas, disfrutando asi todo el equipo de LA DERROTA CON MEJOR SABOR DE BOCA de toda la temporada.

Los parciales fueron ajustados en el primero y último sets 23/25 y 22/25 respectivamente y llegando a una diferencia en el marcador en el  segundo set de  16/25.

Al final del partido afición y equipo se hermanaron en una foto de agradecimiento, con todos los presentes muy contentos al saber que los resultados acompañaron en la jornada, para que el Algar Surmenor sea matematicamente equipo de SUPERLIGA I, la próxima temporada. 

Devon Rachel, máxima anotadora del encuentro con 18 puntos.
Gran defensa de «la pequeña de la casa» Sasa Barón, ante la mirada atónita de Helia González y Elena García.

Deja tu comentario